Una voz en mi cabeza
   
 
  La sinceridad -- 26 de abril de 2010
Tus manos tan pequeñas
como un puño
se arrojan entorno
a la circunferencia
de mi nuez
Puedo sentir tu vaho
y tus latidos
desde cualquier punto
de esta habitación.
Si es que eres tan canija
como una brizna
de hierba,
como esas que nacen
por doquier
en el cercano parque
de los hijos
de los reyes.
Tienes esa belleza
que tienen
todas las cosas débiles
y la misma atracción
que desatan
el tormento
y la locura.
Tu pelo lacio y negro
me recuerda que,
una vez,
quise con una dulzura
desmedida.
¿Sabías que hace siempre
más frío
cerca tuya...?
Me haces conspirar
contra lo bello.
Andas sobre los engranajes
de tus articulaciones
y pareces algo tan hermoso,
...pequeño...
Hasta merece la pena
llevarte voluntaria
y forzosamente
en secreto.
Y me arrinconas en voz baja
con promesas incompatibles
que lucho por
aprenderme de memoria
y me acaricias...
Parece hasta amor,
pero te miro
y veo el rostro
de una mentira,
no importa,
quiero que sepas
que, también yo,
te he estado mintiendo.





Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su mensaje:

Rincón social
 
..
Publicidad
 
 
16958 visitantes
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=